Follow by Email

domingo, 13 de noviembre de 2011


DECLARACIONES PARA NUESTROS HIJOS

31:2  Inclina a mí tu oído, líbrame pronto;
Sé tú mi roca fuerte, y fortaleza para salvarme.
31:3  Porque tú eres mi roca y mi castillo;
Por tu nombre me guiarás y me encaminarás
Hoy me levanto a profetizar en el nombre de Jesús, que Él es la roca, el fundamento y la base de mis hijos y mi familia.  El Señor es fortaleza, castillo y protección para mi hogar y mis generaciones.
Me levanto a invocar el nombre de Jehová sobre mi familia, sobre mis hijos, poniendo su nombre sobre la vida de cada uno de ellos y reconociendo que Él los bendecirá como lo declara Números capítulo 6: 27. Con mi fe puesta en acción establezco que:
Jehová Adonai: El Señor de Señores, El Señor de Todo.
Declaro que el Jehová Adonai es el dueño de mis hijos y mi hogar, el enemigo no tiene ningún derecho de propiedad sobre mis generaciones, porque herencia de Jehová son mis hijos.
Jehová Nissi: Mi Estandarte, Mi Bandera, quién brilla desde lejos.
Declaro que Jehová Nissi levanta bandera de victoria a favor de mis hijos mi hogar, Él es la luz que brilla y alumbra los ojos del entendimiento de mi hogar y las tinieblas no pueden prevalecer ante la luz de su Presencia.
Jehová Rafá: Señor mi sanador, quién me restaura, medico.
Declaro que Jehová Rafá trae sanidad a mi hogar, la enfermedad cesa en la vida de mi familia. El dictamen, el diagnóstico final no lo tiene el médico, sino Jehová mi sanador.
Jehová Shalom: Señor mi paz
Declaro y establezco la paz sobre mis hijos, sobre las puertas de mi hogar, hoy se seca y se marchita toda angustia, dolor, frustración, desespero, afrenta y la paz que sobre pasa todo entendimiento guarda el corazón y los pensamientos de mis hijos y toda mi familia. Todo conflicto y guerra interna que este aconteciendo en las emociones y pensamientos de mis hijos se acaba y la paz es instaurada en sus vidas.
Jehová Tsidquenu: Señor de mi justicia, derecho, recto.
Declaro que el Señor me hace justicia y Él sentencia al enemigo que ha tratado de destruir a mi familia, viene restauración y restitución de todo lo que el enemigo despojó
Jehová  Mekaddishken: Señor mi santificador, quién me consagra y purifica.
Declaro que el Señor santifica a mis hijos, los limpia de pecado y maldad, los aparta y consagra para su gloria, veré a mis generaciones como reyes y sacerdotes, ministros del Dios Altísimo.
Jehová Saboath: El Señor de los ejércitos, el todopoderoso, el que pelea por nosotros.
El Señor pelea la batalla contra el enemigo de mis hijos. Declaro que Él manda orden a sus regimientos de ángeles que se desplacen en misiones de rescate para liberar a mi familia.
Jehová Shammá: Jehová esta presente.
Declaro que el Jehová Shammá está presente en medio de cualquier situación que enfrenten mis hijos, ellos no están solos, ni desamparados , Su diestra  de poder los sostiene y no permitirá que sean destruidos por las circunstancias que les puedan sobrevenir.
Jehová Rohi: El Señor mi pastor, apacentar, gobernar, alimentar
Declaro que El Señor apacienta mi hogar, el conduce a mis hijos a lugares de reposo, por caminos de rectitud e integridad mis hijos serán formados.
Jehová Hoseenu: Mi hacedor, Edificar.
Declaro que El Señor edifica mi familia, hoy se levantan las ruinas de mis hogar, los escombros son quitados y mis hijos serán reedificados en poder y autoridad conforme a la promesa del Señor.
LO DECLARO Y SEA ESTABLECIDO INMEDIATAMENTE EN MI HOGAR, SOBRE MIS HIJOS Y QUEDA SIN EFECTO TODA MALDICIÓN, TODA PALABRA NEGATIVA, TODA ESTRATEGIA DEL DIABLO EN EL NOMBRE DE JESÚS, POR SU SANGRE QUE ANULO TODA ACTA CONTRARIA. AMEN.
 Copiado de Enlace tv.  de Adiel Barquero

No hay comentarios:

Publicar un comentario