Follow by Email

viernes, 24 de agosto de 2012

TRANSFORMADOS EN SU SEMEJANZA W. NEE



TRANSFORMADOS EN SU SEMEJANZA




Costantemente los cristianos estamos buscando la santidad y en algunas ocasiones no entendemos ciertos procesos.

En el AT. Dios se dispone a liberar a su pueblo del cautiverio y se aparece a Moisés en la Zarza ardiente, es notable que se identifica con un nombre triple: “Yo soy el Dios de tu padre, Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob (EX. 3:6)
y nuevamente lo vuelve a hacer en Ex. 3:15-16,
Además, Dios dijo a Moisés:

—Así dirás a los hijos de Israel: “Jehová, el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob, me ha enviado a vosotros”. Este es mi nombre para siempre; con él se me recordará por todos los siglos. 16Ve, reúne a los ancianos de Israel y diles: “Jehová, el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, se me apareció y me dijo: En verdad os he visitado y he visto lo que se os hace en Egipto.

Cabría preguntarnos Por qué esta triple designación?

El mismo Sr. Jesús utiliza esta misma expresión en un pasaje que aparece en los primeros tres evangelios Mt. 22:31-32 Pero respecto a la resurrección de los muertos, ¿no habéis leído lo que os fue dicho por Dios, cuando afirmó: 32“Yo soy el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob”? Dios no es Dios de muertos, sino de vivos.

Empecemos con Abraham, el primer hombre elegido por Dios, Abraham era un idólatra , pero Dios lo eligió. Jos. 24:2-3

2Josué dijo a todo el pueblo:

—Así dice Jehová, el Dios de Israel: “Vuestros padres habitaron antiguamente al otro lado del río, esto es, Taré, padre de Abraham y de Nacor, y servían a dioses extraños. 3Yo tomé a vuestro padre Abraham del otro lado del río y lo traje por toda la tierra de Canaán, aumenté su descendencia y le di a Isaac. 4

Dios posee un pueblo cuyo oríogen proviene precisamente de su elección . El pueblo de Dios tuvo dos comienzos:
en Abraham el hombre,
en Israel la nación

Ni Abraham ni Isaac eran aún una nación , tampoco lo fue Jacob hasta que se completó su historia y aparecieron los 12 tribus y llegó a ser Israel. Vemos que Primero vinieron los hombres individuales de Fe.y Los tratos de Dios con Abraham con su hijo y con su nieto hicieron posible todo lo que siguió.


Lo que experimentaron estos hombres en conjunto debe ser la experiencia espiritual de los elegidos de Dios.

Como el Israel de Dios debemos tener , aunque en pequeña medida, una experiencia de los tres.


ABRAHAM

El llamamiento y la respuesta

Todo comenzó con Abraham; él es el punto de partida de toda la redención y del propósito de Dios. El apóstol pablo nos dice que Abraham es “padre de todos los creyentes” (Ro.4:11). No Adán sino Abraham; pues Adán es el punto de partida solamente del pecado humano. Desde su época en adelante el pecado reinó.
El llamado de Abraham fue el comienzo de la respuesta de Dios al problema del pecado.

Abraham habría de revelar a Dios como el redentor, que llama a los hombres de un mundo de idolatría, a la fe en El. Ya en el Comienzo del llamado de Dios a Abraham podemos ver claramente establecida su meta:
Gn. 12:1-3
1Jehová había dicho a Abram: «Vete de tu tierra, de tu parentela y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. 2Haré de ti una nación grande, te bendeciré, engrandeceré tu nombre y serás bendición. 3Bendeciré a los que te bendigan, y a los que te maldigan maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra».
Toda la obra de Dios para su pueblo está vinculada con una tierra.
Si eran fieles la poseerían;
sino lo eran la perderían.
Debían echar a todos los enemigos de esa tierra y ocuparla.
El paralelo de la tierra en el NT. Es la expresión que encontramos en los evangelios: “el reino de los cielos”.

La tierra era la esfera de este mundo donde se hacía efectivo su poder.

“Cuando en el Nt. Se habla del “reino de los cielos “ Se refiere a la esfera en el mundo, donde el gobierno de Dios es efectivo.

En segundo lugar El llamado a Abraham no sólo era cuestión de una tierra sino también de un pueblo. “Haré de ti una gran nación”. Ese fue el motivo de Dios al llamar a Abraham de entre un mundo de idolatras.

Dios iba a comenzar una obra que destruiría los efectos de la caída. ¡Cómo haría esto? No iba a llevar consigo a todo el mundo por la fuerza.
El obraría para asegurar un pueblo por medio del cual pudiera ganar al mundo. Abraham fue el comienzo de la elección de Dios, y fue llamado no sólo para que reclamara para El una tierra sino también un pueblo.

La mayor parte de At. Se ocupa de la historia del pueblo de Dios sobre la tierra.
Cuando Israel se tornó de Dios a los ídolos inmediatamente perdió su posición como pueblo de Dios, ¡ y Dios perdió a su pueblo!

.”La tierra fornica apartándose de Jehová… Ponle por nombre Loammi, porque vosotros no sois mi pueblo, ni yo seré vuestro Dios” Os1:2,9) .( o 1.9 Lo-ammi, en hebreo, significa no es mi pueblo. El lenguaje usado en este v. evoca el pacto de Dios con Israel (Ex 6.7; Lv 26.12; Dt 26.17–19; cf. Jer 7.23; 11.4; 31.33). Negarle el título de mi pueblo significaba que la alianza se había roto y que el Señor rechazaba a Israel, porque ya no reconocía en él la conducta propia de un hijo. Véase Os 2.1 n.; 11.1–7. )

Aún cuando cometían otros pecados seguían siendo el pueblo de Dios . Sin embargo, cuando caían en la idolatría ya no eran su pueblo. El tenía que repudiarlos

La nación de Israel Debía ser un testigo de Dios

Un pueblo que adorara la presencia de Dios

Donde estaba Israel ahí estaba Jehová.

Cuando sus enemigos vinieron contra ellos se enfrentaron con Dios

Para tratar con ellos tenían que tratar con Dios

Mientras que Israel permanecía fiel a Dios mantenía una posición única apartado de otras naciones y superior a ellas.

Donde quiera que Dios tiene un pueblo ahora tiene un testigo.

¿Qué es la Iglesia Hoy? Es el pueblo de Dios , o según Hch 15.14, UN pueblo para su nombre


Del mismo modo que Dios, encomendó su propósito a Abraham hoy lo encomienda a su Iglesia.


No es suficiente que el pecador se salve

Dios quiere un pueblo para sí,

que le confiese delante de los hombres.


Cada hijo de Dios renacido debe ser enseñado …a tomar su lugar en ese pueblo que testifica.

Dios no trata directamente con las naciones sino que hoy lo hace por medio de la Iglesia que es su cuerpo.

-Abraham, tenía una tierra própia….. pero debía dejarla. El buscaba la ciudad que tiene fundamentos (He. 11:10) El mismo no tenía ciudad,… era un peregrino
-Abraham fue llamado a Salir del mundo (HE 11:8) …8Por la fe Abraham, siendo llamado, obedeció para salir al lugar que había de recibir como herencia; y salió sin saber a dónde iba..
No existe otro llamamiento salvo el de salir.
Abraham estaba a gusto en su mundo
con su orden establecido, su cultura avanzada, su justificable orgullo de lo logrado,
y fue llamado a salir de ese mundo para cumplir el propósito de Dios.
Ese es el llamamiento Divino.
Abraham es el padre de los creyentes ……lo cual noS demuestra….. que todo principio espiritual se basa sobre el nacimiento y no sobre la predicación.
Los hombres no son cambiados por escuchar una doctrina o por algún estudio. Son cambiados por el nacimiento.
Cuando encontramos un hombre que cree, el tiene algo que los demas carecen y eso no es mera información; es vida. El ha renacido.
Dios ha plantado cimiente viva en su corazón. ¿Tenemos esta semilla viva en nosotros? ENTONCES DEBEMOS DAR A LUZ A OTROS. Pablo habla de sus hijos en la fe..

La Historia de Abraham se divide en dos partes:

- Su llamamiento Gen. 11-14. en el cual el tema central es la tierra y su posteridad

- Gen 15-24 en la cual Isaac es la figura predominante.

Comprenderemos mejor el llamamiento de Abraham si lo observamos dentro del marco histórico.

El Dios de la gloria apareció a nuestro padre Abraham, estando en (UR DE LOS Caldeos)Mesopotámia, antes que viviera en Haram (Hch:7:2).

-Nimrod, el poderoso rebelde , había establecido su reino en Babel.
Sus súbditos habían levantado una gran torre en la tierra de Sinar y habían sido dispersados.
-Las naciones todas no sólo se habían olvidado de Dios, sino que eran idólatras
-Todo el mundo adoraba falsos dioses, incluyendo la familia de Abraham .
- En esto Abraham se diferenció mucho de Abel, Enoc,y Noé. Ellos eran hombres de decisión, distintos de quienes les rodeaban, se negaban a identificarse con ellos.
No fue así con Abraham, no se distinguía de quienes le rodeaban, ¿Eran idólatras? También lo era Abraham.

La obra de Dios comenzó con ese hombre el cual no fue escogido por su carácter recto o su determinación moral sino por la gracia de Dios.
Esta era una elección vital, pues Abraham hubiera mirado atrás y haber basado sus nuevas circunstancias sobre alguna diferencia fundamental en si mismo.
La diferencia estaba en Dios, no en Abraham.
Aprendamos a reconocer la Soberanía de Dios.
Aprendamos a regocijarnos en la buena Voluntad de Dios. Esta fue la primera lección que aprendió Abraham. Es Decir que Dios , y no el mismo, era la fuente. Nuestra salvación es enteramente de Dios; no hay virtud alguna en nosotros que nos capacite para la salvación. Nada comienza en nosotros mismos.
Pero creemos que nuestra fe es demasiado pobre. ¡Nunca podríamos tener fe como Abraham! Aquí es donde nos ayuda Hch. 7:2-4. Ante el concilio Judío Esteban comienza diciendo: Hermanos y padres, oíd: El Dios de la gloria se apareció a nuestro padre Abraham cuando aún estaba en Mesopotamia, antes que viviera en Harán, 3y le dijo: “Sal de tu tierra y de tu parentela y vete a la tierra que yo te mostraré”. 4Entonces salió de la tierra de los caldeos y habitó en Harán; y de allí, cuando murió su padre, Dios lo trasladó a esta tierra, en la cual vosotros habitáis ahora. y Gen 11:31
Vemos que Abraham salió de la tierra de los Caldeos y habitó en Harán . El pensó que era suficiente con ir hasta la mitad del camino.
Taré..significa..Demora, durante los años de la vida de Taré Dios no hizo nada.
Entonces cuando Abraham tenía 75 años Dios le llamó por 2ª. Vez (Gen. 12:1)
1Jehová había dicho a Abram: «Vete de tu tierra, de tu parentela y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré.
Hasta aquí Abraham no había sido íntegro en su obediencia… pero Dios, no le abandonó.
Es por eso que somos creyentes hoy y por tanto seguimos adelante.
La paciente persistencia de Dios le trajo a Canaán.
Nosotros nos quedaríamos en Harán para siempre, pero la perseverancia divina no nos abandona.
Abraham pues con la ayuda divina logró llegar a Canaán la tierra prometida. Gen. 12:5. (Hch 7:3) “Ven a la tierra que yo te mostraré”
La llegada de Abraham a la tierra era de gran significado.
No era cuestión de poseer una porción de territorio, pues de hecho no poseía ninguna
sino del poder de Dios tomando posesión de toda la tierra.
Y donde el Poder de Dios tomára posesión, allí Abraham tendría su herencia.

Así hoy nosotros somos llamados para determinada situación,
para mantener allí el soberano gobierno de los cielos
y allí donde es efectivo el reino de los cielos , allí esta nuestra herencia.
A menos que el gobierno de Dios sea establecido y sus enemigos derrotados no tenemos herencia.
Recordemos el enigma de Sansón: “Del devorador salió comida y del fuerte salió dulzura” (jue 14:14). Solo descubrimos la miel cuando el León ha muerto.

El reino de los cielos significa por un lado que Dios es Rey, que a pesar de las apariencias El tiene dominio en la tierra. y que El es nuestro para siempre.
Cuando Abraham llega a lA tierra y Dios le dice que esta en el camino correcto y que esa tierra era su herencia… por primera vez sacrificó, edificando un altar al Sr. (Ge,12:7) este altar era de holocausto y no de sacrificio por el pecado. Representando la total entrega a Dios.
2. UNA VIDA ENTREGADA
En Canaán Abraham pasó por 3 pbas y edificó 3 altares. Como hemos visto -EL PRIMER ALTAR fue en Siquen (Gen.12:7)
-EL SEGUNDO EN Bet-el Gn, 12:8, )luego fue al sur de Egipto, cayó en pecado , y después de un tiempo regresó a Bet-el.
-El Tercer altar que edificó fue en Hebrón (13:18)
PARA Dios estos son los tres puntos sobresalientes de la vida en Canaan.
En cada caso Abraham fue santificado por un Altar , ningún lugar es de utilidad para Dios sin altar. “La tierra que ves la daré a ti”: Siquem, Bet-el, Hebrón, Ellos son Canaán. Examinénmoslas más detenidamente,
Siquen significa un “hombro”Es el lugar de mayor fuerza, pues ese es el significado de hombro en Hb. Canaán no solo es una tierra de abundancia de leche y miel es el lugar de victoria donde los enemigos son echados definitivamente, Su fuerza es una fuerza viva.
El pozo de Sicar estaba en Siquem , un tipo del poder del Cristo viviente en su pueblo. “Mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente que salte para vida eterna” Jn 4:14. Son los que estan satisfedchos los que son fuertes y Dios ha hecho provisión para que todos podamos estar satisfechos nos la ofrece en su hijo.
More (Gn. 12:6) significa “sabiduría” . La Sabiduría proviene de la fuerza y la satisfacción proveniente de la vida de Cristo morando en nosotros y no en la mera información sobre Él.
Porqué era necesario Bet-et además de Siquem? Porque a pesar de la vida en Cristo y su satisfacción con es vida, los hombres aún son independientes e individualistas. Cristo debe reinar sobre su casa, cuya casa somos nosotros (Heb. 3:6). Dios esta levantando un vaso que verdaderamente sea su casa. Consiste no en individuos sobresalientes , en la predicación en el avivamiento o en cualquier otra cosa , sino de humildes hombres y mujeres que han sido fusionados en uno en la cruz. Siquem debe llegar a ser Bet-el, Él nos tiene que librar del deseo de sobresalir en forma individual. Pues es la casa de Dios la que es su testigo en la tierra.

¿Entonces como ha de alcanzarse esta vida en conjunto? Nuestra tienda debe estar entre Ai y Bet-el. Ai significa “un montón de ruinas” y Bet-el “la casa de Dios”, la tienda de Abraham estaba entre los dos con Bet-el al oeste y Ai al este.
Recordemos que en el Tabernáculo del testimonio se abría hacia el este, de modo que cuando uno entraba se dirigía al oeste.
Aquí en la habitación de Abraham si uno miraba hacia la casa de Dios sus espaldas daban a un montón de ruinas, las ruinas de nuestras esperanzas y ambiciones, nuestra expectación y orgullo. Sólo si damos la espalda a los segundo estaremos mirando a los primero. Cuando nuestra carne, nuestra fuerza natural, ha sido negada, sólo entonces encontraremos cabida naturalmente y sin esfuerzo en la casa de Dios.
Somos como piedra vivas , del tamaño y forma apropiados para el lugar que Él tiene para nosotros.

Muchos de nosotros lamentablemente tenemos poca idea de lo que significa el juicio y el trato de nuestra fuerza natural . Secretamente nos gloriamos en nuestra opiniones yen ser diferentes e independientes de otros y en verdad nunca reconocemos esto como una derrota . Aquellos que no se han considerado por naturaleza juzgado y echados sobre ese monton de ruinas no han logrado, su lugar en la Iglesia.
La crucifixión de nuestra vieja naturaleza ha producido una nueva vida y así como el niño que nace no se pregunta de donde viene la vida sino que la vive espontánea y naturalmente igualmente nosotros debemnos aceptarla, dar gracias y permitir que esa vida fluya.

Podemos ir a Egipto pero Dios nos traerá nuevamente a Bet-el.

Abraham siguió hasta llegar a Hebrón, que significa :”una Unión” en términos del Nt. Podríamos cambiarlo por la palabra comunión, y es en comunión unos con otros que se prueba el hecho de la vida compartida entre cristianos.

Bet-el. Representa la vida del cuerpo de Cristo
Hebrón- representa el princípio de vivir esa vida en comunión

Lo primero precede a los segundo. Debemos ser portadores de la vida por medio de Cristo antes de poder tener comunión con los demás creyentes.

Muchas veces Dios enfrenta a los mas maduros con un paredón para poder enseñarles esto. Llegan a un lugar donde es imposible avanzar , hay algo que ellos no pueden resolver solos. Entonces descubren la absoluta necesidad de comunión con otros en Cristo y aprenden los valores prácticos de la vida corpórea. Cuando se experimenta esto hay nueva fructificación.

En Hebrón Abraham habitó cerca de las encinas de Mamre. Mamre, significa firmeza o vigor Cuando el pueblo de Dios esta firmemente establecido aquí, entonces si tiene un testimonio . Los siguientes hechos demuestran cuan poderoso fue el testimonio de Abraham al mundo una vez que había llegado a Hebrón.
Así como nosotros Abraham fue puesto a prueba en tres ocasiones distintas. Era un hombre común como tu y yo , escogido y separada para esta tarea especial y su fe no era mayor que la nuestra. De modo que en las pruebas por las cuales atravesó fue disciplinado por medio de distintas clases de personas.
L primera después de haber sacrificado en Bet-el y por las condiciones difíciles y a causa del hambre llegó a Egipto . Se encontró en una situación embarazosa y pecó al engañar , con el resultado que fue severamente reprendido por el Faraón. Un creyente reprendido por un hombre del mundo.

En Egipto Abraham apredió que no había otra tierra como la de Canaan , no tuvo necesidad de esquivar el peligro y tan pronto como pudo regresó a Bet-el. Aprendió que la tierra es de gran valor.
Una cosa es tener la plenitud de Dios como un regalo y otra muy distinta estar establecido en ella.
Abraham nunca había obedecido completamente , en cuanto a dejar asu parentela, ahora comprendió que Dios lo estaba disciplinando a través de Lot.
Podemos guiar a las personas a la salvación pero no al llamamiento y al servicio de Dios pues esto es algo muy personal. Abraham lo reconoció y le propuyso a Lot, tomar un camino diferente.
Abraham había avanzado a este punto en obediencia y autorestricción, y en este lugar Dios le habló otra vez:
Gen. 13:14-17
14Jehová dijo a Abram, después que Lot se apartó de él: «Alza ahora tus ojos y, desde el lugar donde estás, mira al norte y al sur, al oriente y al occidente. 15Toda la tierra que ves te la daré a ti y a tu descendencia para siempre. 16Haré tu descendencia como el polvo de la tierra: que si alguno puede contar el polvo de la tierra, también tu descendencia será contada. 17Levántate y recorre la tierra a lo largo y a lo ancho, porque a ti te la daré».
Debemos aprender a confiar que Dios guardará lo que nos da y nunca debemos procurarlo por medios mundanos.
La tercera prueba de Abraham y la última en relación con la tierra es la batalla de los reyes . Sodoma donde ahora vivía LOt , fue atacada y el apresado. Abraham que era un vencedor habiéndose vencido así mismo primero, no había individualismo egoísta. Todavía estaba en Hebrón y por tanto todos eran sus hermanos incluyendo a Lot. Lot no había cambiado como resultado de haber sido librado de los reyes; volvió de inmediato a Sodoma.
Vemos el carácter de Abrahám, aunque su hermano lo había herido el se levanta y lucha contra esos reyes y los vence.
Esta pba incluye una secundaria, a su regreso se encuentra con el rey de Sodoma, quien se le acercó ofreciéndole una recompensa muy generosa, esto es todos los bienes recobrados. Abraham ya había aprendido que sus recursos estaban en otra parte y que su benefactor estaba en el cielo. Mantuvo firme su posición de que, aparte de Dios, nadie le podía dar cosa alguna. ¿realmente creemos que ningún otro puede ayudarnos, a menos que Dios lo mande? Abraham había demostrado lo primero ahora confiadamente afirma lo segundo.

Gen 14:22-23. Respondió Abram al rey de Sodoma:
—He jurado a Jehová, Dios Altísimo, creador de los cielos y de la tierra, 23que ni un hilo ni una correa de calzado tomaré de todo lo que es tuyo, para que no digas: “Yo enriquecí a Abram”;
Este título Jehová, Dios Altísimo, creador de los cielos y de la tierra ha sido usado previamente por primera vez por Melquisedec Rey de SAlem. Ahora es el testimonio de Abraham . Melquisedec había salido al encuentro de Abraham no en la montaña sino en el valle: el lugar de prueba, vino a él con el vino y el pan, el pan del cielo(jun.6) y el nuevo vino del reino (Jn.2) Representa la satisfacción completa con Cristo mismo, y Abraham se enfrentó con el rey de Sodoma como un Hombre satisfecho . La tierra estaba bajo maldición, y Sodoma misma era quizás el rincón más oscuro, pero Abraham podía proclamar que Dios es poseedor del cielo y la tierra.

Aún cuasndo su vida corría peligro, Abraham había vencido a los reyes invasores y había librado a Lot. Allí se pusieron a prueba sus verdaderos motivos.
No podemos pelear por Dios si queda aún pequeñísimo rasgo de planificación o ambición mundana en nosotros. Es solamente cuando el mundo ha perdido su poder sobre nosotros que podemos hacer esto. Haber cedido al rey de Sodomo habría sido una derrota. Pero Dios tenía su Hombre donde lo necesitaba . Abraham en la tierra y ahora podía reclamarla para Dios.

EL HEREDERO

En Gn. 15:1Después de estas cosas vino la palabra de Jehová a Abram en visión, diciendo:
—No temas, Abram, yo soy tu escudo, y tu recompensa será muy grande.
Le habla el Sr. Para confortarle y darle confianza. De vuelta en casa debió pensar en los enemigos que había hecho y Dios dice no temas, y es porque hay motivos para temer. Yo soy tu escudo, ninguno te puede tocar , soy tu recompensa y aquí no es un objeto sino un título de Dios mismo. Se, soy suficiente .
Pero Abraham le respondió que su problema no era tan sencillo. Nada importaba sino tenía un hijo y respondió:
Gen.15:2,3
2Respondió Abram:
—Señor Jehová, ¿qué me darás, si no me has dado hijos y el mayordomo de mi casa es ese Eliezer, el damasceno?
3Dijo también Abram:
—Como no me has dado prole, mi heredero será un esclavo nacido en mi casa.
Dios desea que le pidamos inteligrantemente aquello que desea darnos. Abraham sabía que el plan de Dios no podría darse sin que el tuviera un hijo, un heredero por nacimiento y no por adquisición; un hijo no un esclavo y Dios le contesto (como un amigo)
Gen. 15:4-6
4Luego vino a él palabra de Jehová, diciendo:
—No te heredará este, sino que un hijo tuyo será el que te herede.
5Entonces lo llevó fuera y le dijo:
—Mira ahora los cielos y cuenta las estrellas, si es que las puedes contar.
Y añadió:
—Así será tu descendencia.
6Abram creyó a Jehová y le fue contado por justicia. 7Jehová le dijo:
—Yo soy Jehová, que te saqué de Ur de los caldeos para darte a heredar esta tierra.
Ahora Abraham tendrá 3 prubas más en relación con su hijo.
La primera fue una prueba de Tiempo. Abraham se nos dice había creído pero ya llevaba diez años en la tierra (16:3) pensó que era tiempo que llegara su hijo, de modo que accede a la sugerencia de Sara y es así como nace un hijo de
Agar la sierva . Abraham contaba con 86 años. Lo que no sabía es que Dios planeaba que el tuviera un hijo pero con Sara cuando tuviera 100 años. Pero el tuvo a Ismael 14 años antes. Podemos decir que fue derrotado en la primera prueba. Para ejercer la fe es necesario dejar de esforzarce, pensó que debía ayudar a Dios. Lo vital era de quien venía el hijo, de quien lo daba.
No es cuestión de si somos activos o no sino de quien origina las acciones y cual es el poder que las mueve , Debemos hacernos a un lado para que sea Cristo obrando en nosotros pues ninguna obra por buena que sea si procede de nosotros puede agradarle.
En Ga. El Apóstol Pablo traza un paralelo interesante. Agar, dice, representa “La Ley”.
Abraham se ha dispuesto agradar a Dios poniendose según Pablo bajo maldición (Ga 3:10), Todos los que dependen de las obras de la Ley están bajo maldición, pues escrito está: «Maldito sea el que no permanezca en todas las cosas escritas en el libro de la Ley, para cumplirlas».
el único efecto de las buenas obras de Abraham es que Ismael nace según la carne (Ga 4:29) 9Pero como entonces el que había nacido según la carne perseguía al que había nacido según el Espíritu, así también ahora.
Dios había dicho que el hijo debía ser de Sara, pues Isaac era el hijo de la promesa (Ga. 4:28) Así que, hermanos, nosotros, como Isaac, somos hijos de la promesa. una obra de la gracia de Dios. Y gracia significa-…..obrando en lugar de mi. Cuando Dios obró Isaac nació según el Espíritu.
A los 86 años la fuerza natural de Abraham estaba todavía allí .
A los 100 años “estaba ya como muerto” (Ro 4:19) Y su fe no se debilitó al considerar su cuerpo, que estaba ya como muerto (siendo de casi cien años), o la esterilidad de la matriz de Sara. Cuanto más imposibilñitados estamos nosotos mismos, tanta más gloria le daremos a aquel que lo hace. Y lo que Dios hace siempre es “bueno en ran manera”.
Un hecho sobresaliente se destaca en los 13 años subsiguientes al nacimiento de Ismael. En el trnascurso de ellos Dios no le habló a Abraham. Dios nos deja ocuparnos con lo que hemos hecho nosostros, no no s habla. Pero cuando Abraham estaba “muerto” -anciano y debilitado- que ya no podía tener un hijo aunque quisiera, entonces Dios le habló.
El punto de partida de todo nuestro progreso esta en el bondadoso llamamiento de Dios, no en nuestros deseos. Abraham no se había arrepentido.

Más bien Ismael se tornaba cada vez más precioso para él. No había comprendiddo su error ni buscaba a Dios. No había ya esperanza para él. Pero su esperanza no dependía de su anhelo de Dios sino que Dios lo anhelba a él. Dios todavía estaba obrando no le había abandonado. Si Dios anhela a un hombre el tal no puede escaparse de su mano.
De modo que después de tanto tiempo, Dios le habló otra vez. “Era Abraham de 99 años . Gen.17:1. Abram tenía noventa y nueve años de edad cuando se le apareció Jehová y le dijo:
—Yo soy el Dios Todopoderoso. Anda delante de mí y sé perfecto.
Por primera vez Dios usa el título Shaddai, “Dios Todopoderoso” Abraham sabía que Dios tenía poder, pero no le conocía en todo su poder. Dios dijo: aprende esto y se perfecto es decir sin mezcla. En los perfectos no hay mezcla incluso pueden ser perfectamente débiles , permitiendo que el Todopoderoso haga todo.
Dios hizo un pacto con Abraham. Dios deseaba un pueblo que surgiera de él, y Él define los términos del pacto.(Gen 17:2, 4, 7) Yo haré un pacto contigo y te multiplicaré en gran manera.

3Entonces Abram se postró sobre su rostro, y Dios habló con él, diciendo:
4—Este es mi pacto contigo: serás padre de muchedumbre de gentes. 5No te llamarás más Abram, sino que tu nombre será Abraham, porque te he puesto por padre de muchedumbre de gentes. 6Te multiplicaré en gran manera, y de ti saldrán naciones y reyes. 7Estableceré un pacto contigo y con tu descendencia después de ti, de generación en generación: un pacto perpetuo, para ser tu Dios y el de tu descendencia después de ti. 8Te daré a ti y a tu descendencia después de ti la tierra en que habitas, toda la tierra de Canaán, en heredad perpetua; y seré el Dios de ellos.
La señal del Pacto era la circuncicisión. Debíamos ser un pueblo dsprovisto de confianza en la carne. No sólo debémos nacer de Él, sino ser llamados por Él ; debemos llevar en nuestra carne la señal.
El pecado en el hombre es comparativamente fácil de tratar . Pero cuando se trata de tomar un lugar en la obra de Dios el problema surge con la carne , que quiere agradar a Dios.
Una señal es una peculiaridad, un distintivo, que cuando la vemos reconocemos a la persona. ¿Cúal es el rasgo distintivo de nuestra vida cristiana ante los hombres? ¿La honestidad, la sabiduría, el amor, la elocuencia en la palabra de Dios? No, el rasgo que distingue al pueblo Cristiano es su falta de confianza en sí mismo.
Lamentablemente es un rasgo difícil de encontrar. Comko creyentes nuevos lo sabemos todo, Estamos sweguros de ue conocemos el plan de Dios para nosotros.
Pero donde esta el Temor y el Temblor?
¿Dóde esta la inseguridad que sabe que puede estar equivocada, que se apoya – Si se apoya – en Dios?
En l capítulo 15 de Génesis leemos que Abraham creyó. Ahora en el capítulo 17, el ciumplimiento de la promesa se acerca; sin embargo parece que la fe de Abraham ha menguado. Se nos dice que se posó sobre su rostro y se rió (17:17) Entonces Abraham se postró sobre su rostro, y se rió y dijo en su corazón: «¿A un hombre de cien años habrá de nacerle un hijo? ¿Y Sara, ya de noventa años, habrá de concebir?» Quizá era la única posición en que se atrevía a reirse. Su primera fe había sido genuina, pero aún esa fe tenía un elemento de autocinfianza y ahora su fe ya estaba muerta, No se había enfriado. Esto era parte de la obra de Dios en el.
El padre de la fé habría de perder su fe, pues era una fe mixta, En Dios y en Abraham.
Dios estaba produciendo en Abraham una nueva calidad de Fe.

No se reía de Dios sino de sí mismo. Gen. 17:19-22 Y su fe no se debilitó al considerar su cuerpo, que estaba ya como muerto (siendo de casi cien años), o la esterilidad de la matriz de Sara. 20Tampoco dudó, por incredulidad, de la promesa de Dios, sino que se fortaleció por la fe, dando gloria a Dios, 21plenamente convencido de que era también poderoso para hacer todo lo que había prometido. 22Por eso, también su fe le fue contada por justicia.,

En el cap. 18 encontramos a Abraham como amigo de Dios. Abraham todavía está en Mamre, el lugar de plenitud. Tres hombres se le acercan y uno de ellos es Dios en forma humana. Esto noocurre en ningún otro lugar del A.T. Dios aparece no como antes en gloria sino caminando con 2 ángeles. Abraham reconoce a Dios y se dirige a Él diciendo: “Mi Señor” recibe a los 3 como huéspedes invitándolos a descansar, a lavarse y a comer. Esto era comunión,una relación con Dios de un nuevo órden . Como lo señala la última parte del capítulo, Abraham fue echo partícipe de los consejos divinos. Era el amigo de Dios.

Hablaron del hijo que Abraham habría de tener. Ahora fue Sara la que se rió Con Abraham el asunto esta arreglado.

El asunto de Sodomía llega asu fin, y después de eso algo muy extraño ocurre . Abraham es sometido a su segunda prueba con respecto a su hijo. Esto tiene lugar en Gerar, tierra de los filisteos. Aquí viene a habitar Abraham y como lo hizo en Egipto ahora miente a Abimelec, rey de Gerar. Después del cap. 18 y de la comunión de Abraham con Dios es difícil entender esto. Pero hay una dif. Entre el incidente del cap. 12 y este, Cuando Abimelec lo reprende, explica porque lo hizo. Era algo que habían planeado los dos cuando estaban en Mesopotámia. Tuvo su orígen en Egipto pero afloró aquí. Abraham está avergonzado, Tiene que aprender que Sara no puede ser Separada de él. En Mesopotámia el pensó que podían separarse.
Abraham representa la Fe.
Sara la Gracia . Es imposible separarlos
He aquí otra cosa que debía ser quitada de Abraham ante que pudiera dársele Isaac.
La fé que no descansa sobre la gracia de Dios carece de valor.
A causa de Sara toda la casa de Abimelec fue castigada (20:17). Abraham tuvo que orar por ellos. No debió ser fácil , las mujeres de Gerar eran estériles y su propia mujer también lo era, pudiera ser más fácil si hubiera tenido que orar por otra cosa pero no por eso?.
Pero él no se inquietó por eso no hizo preguntas, ahora había vencido completamente sus temores, las preguntas y las dudas tenían sus raíces en Mesopotámia . Mi mujer es problema de Dios y ellas también lo son; El temor fue vencido y ahora era libre para orar por otros. No oró por Sara pues ya no tenía necesidad de ello. Inmediatamente después de esto Isaac fue concebido.

Gen. 21:1-3
1Visitó Jehová a Sara, como había dicho, e hizo Jehová con Sara como le había prometido. 2Sara concibió y dio a Abraham un hijo en su vejez, en el plazo que Dios le había dicho. 3Al hijo que le nació, y que dio a luz Sara, Abraham le puso por nombre Isaac.

3. EL HEREDERO.

























































No hay comentarios:

Publicar un comentario